Skip to main content

Caldera aerotermia

Climatización con aerotermia

Que son y para que sirven

Tipos de calderas de aerotermia, los biblock y los monobloc.

Al considerar la instalación de un sistema de aerotermia, existen dos opciones principales disponibles. La primera es un sistema de aerotermia con fancoils por conductos, el cual requiere una caldera adicional. La segunda opción es la instalación de suelo radiante o radiadores de bajo consumo, los cuales no necesitan una caldera aerotérmica.

Tipos de calderas de aerotermia

Antes de entrar en detalles sobre los distintos tipos de calderas de aerotermia, es importante tener en cuenta que un sistema de climatización por aerotermia puede incluir tantos elementos adicionales como sea necesario. Lo crucial es realizar los cálculos de manera precisa.

Existen principalmente dos tipos de calderas de aerotermia:

  • Caldera de aerotermia monobloc: En este tipo, se requiere solo una unidad exterior que contiene todos los elementos necesarios para el funcionamiento. Esto proporciona una instalación más sencilla y, por lo tanto, más económica.
  • Caldera de aerotermia biblock: En este caso, la caldera de aerotermia está compuesta por una unidad exterior y una unidad interior que contiene el módulo hidráulico. Esta caldera debe ser instalada en una habitación o en un garaje y requiere una conexión frigorífica entre la unidad interior y la exterior.

Los sistemas de aerotermia biblock son más complicados de instalar debido a las conexiones de líneas frigoríficas que deben realizarse, lo que resulta en un mayor costo de instalación.

Cambiar caldera de gas natural por aerotermia

Posibles dudas a la hora de sustituir tu caldera de gas o gasóleo por una de aerotermia

Cuando consideras reemplazar tu caldera de gas por una caldera de aerotermia, debes tener en cuenta que estás realizando un cambio de sistema de climatización hacia un sistema de aerotermia.

Al realizar esta transición, es posible que la mejor opción, dependiendo del tipo de edificio y tu presupuesto, sea minimizar las reformas necesarias manteniendo los radiadores y la instalación interior existentes.

En este caso, mantener los radiadores antiguos implicaría tener un sistema de aerotermia con radiadores de alta temperatura , ya que la instalación de aerotermia desde cero se realiza con radiadores de baja temperatura, los cuales son más eficientes.

Por supuesto, también tienes la opción de reemplazar los radiadores por otros de baja temperatura. Además, si buscas un sistema aún más eficiente en términos de inercia térmica y cuentas con un buen presupuesto, puedes considerar la instalación de suelo radiante en conjunto con el sistema de aerotermia.

Si no deseas sustituir ni modificar tu sistema de emisión actual, otra opción muy utilizada es combinar el sistema actual con una bomba de calor aerotérmica, creando así un sistema híbrido. En estos sistemas, la bomba de calor calienta el agua hasta una temperatura de aproximadamente 50-55ºC, y luego la caldera de aerotermia se encarga de aumentar la temperatura del agua hasta los 70-80ºC necesarios. Esto permite cubrir aproximadamente el 70-75% de la energía requerida con la bomba de calor, y el resto se obtiene mediante la caldera existente.

En cualquier caso, es recomendable realizar un estudio energético de la vivienda para evaluar las diferentes opciones disponibles en el mercado y determinar cuál es la más rentable para tus necesidades.

También te puede interesar

Otros temas de interés

Ayudas y subvenciones renovables

Deducciones fiscales en el irpf para autoconsumo y energías renovables
Invertir

Autoconsumo energías renovables

Las bases de la Transición Energética aprobadas por el Gobierno.
Ventajas energías limpias

Ventajas de las energías renovables

La lucha contra el cambio climático es el gran desafío de la humanidad en el siglo XXI. Comprueba todas sus ventajas.